La adoración de los pastores el greco

La adoración de los pastores el greco

0

La Adoración de los Pastores, a veces conocida todavía como la Natividad de Allendale, en honor a un antiguo propietario, es un cuadro del pintor renacentista italiano Giorgione, realizado entre 1505 y 1510. La atribución es ahora habitual, aunque no universal; la otra opinión habitual es que se trata de un Tiziano temprano. Sin duda, se trata de un cuadro veneciano de esa época. Se expone en la Galería Nacional de Arte de Washington, D.C., Estados Unidos.

A veces se describe un grupo de pinturas como el “grupo de Allendale”, por la Natividad de Allendale. Este grupo incluye otro cuadro de Washington, la Sagrada Familia, y un panel de la predela de la Adoración de los Magos en la National Gallery de Londres. Este grupo, que a menudo se amplía para incluir otra Adoración de los pastores en Viena, y a veces más, suele incluirse (cada vez más) o excluirse conjuntamente de la obra de Giorgione.

Giorgione representó la escena principal a la derecha, delante de una gruta oscura, mientras que a la izquierda hay un paisaje luminoso coronado por árboles. La elección de situar a los pastores peregrinos arrodillados en el centro del cuadro consigue una sincera tensión dramática. Todo el grupo de padres, niño y peregrino forma un rectángulo anclado que constituye un punto focal contrapuesto al paisaje que se aleja a la izquierda.

Rembrandt van Rijn: La Adoración de los Pastores

La Adoración de los Pastores es un cuadro de tema tradicional que fue pintado durante el último año de la vida de El Greco. Se trata de una obra que el artista realizó para colgarla sobre su propia tumba en el convento de Santo Domingo el Antiguo de Toledo[1].

La distorsión extrema del cuerpo caracteriza la Adoración de los Pastores como todos los últimos cuadros de El Greco. El niño Cristo parece emitir una luz que juega con los rostros de los pastores descalzos que se han reunido para rendir homenaje a su milagroso nacimiento. Una energía rítmica anima el cuadro, expresada en los movimientos danzantes de las figuras. Los llamativos contrastes entre pasajes claros y oscuros aumentan la sensación de dramatismo. El grupo de ángeles que se cierne sobre la escena puede recordar la sección que falta en La apertura del quinto sello[2].

La adoración de los pastores por Daniel McKay

“La Adoración de los Pastores” de El Greco representa un tema tradicional que El Greco retomó durante el último año de su vida. El Greco realizó este cuadro para colgarlo sobre su tumba en una iglesia de Toledo.

Las representaciones del nacimiento de Jesús que se celebran en Navidad se basan en las narraciones de la Biblia y están influidas por las tradiciones orales, artísticas y escritas.  El arte cristiano incluye una gran variedad de representaciones de la “Virgen con el Niño”.

El belén también se utiliza para los retablos, muchos de los cuales combinan elementos escultóricos pintados. Las representaciones escultóricas de la Natividad también incluyen miniaturas de marfil o madera, sarcófagos tallados y esculturas arquitectónicas.

Apertura del quinto sello

La Adoración de los Pastores es un cuadro de tema tradicional que fue pintado durante el último año de la vida de El Greco. Se trata de una obra que el artista realizó para colgarla sobre su propia tumba en el convento de Santo Domingo el Antiguo de Toledo[1].

La distorsión extrema del cuerpo caracteriza la Adoración de los Pastores como todos los últimos cuadros de El Greco. El niño Cristo parece emitir una luz que juega con los rostros de los pastores descalzos que se han reunido para rendir homenaje a su milagroso nacimiento. Una energía rítmica anima el cuadro, expresada en los movimientos danzantes de las figuras. Los llamativos contrastes entre pasajes claros y oscuros aumentan la sensación de dramatismo. El grupo de ángeles que se cierne sobre la escena puede recordar la sección que falta en La apertura del quinto sello[2].