Que consecuencias tuvo la revolucion industrial

Que consecuencias tuvo la revolucion industrial

Línea de tiempo de la revolución industrial

La Revolución Industrial, un periodo más conocido por los avances masivos en el desarrollo tecnológico, no sólo cambió el curso de la historia de la humanidad, sino la historia de nuestro propio planeta. Los avances tecnológicos creados a lo largo de este periodo mejoraron enormemente la calidad de vida de muchos. Además, los diferentes inventos condujeron a una producción más eficiente dentro de las fábricas y en las industrias. Estos avances en la producción de las fábricas condujeron a un mayor énfasis en las ocupaciones no agrarias, lo que finalmente dio lugar a un período generalizado de urbanización.

Sin embargo, el alcance de los impactos de la Revolución Industrial no termina aquí. Este blog destacará algunos ejemplos de las numerosas consecuencias medioambientales y sociales no deseadas de la época, muchas de las cuales siguen afectando a nuestro mundo en la actualidad.

La contaminación del agua fue una de las principales preocupaciones de las ciudades industrializadas, ya que cada vez más personas se trasladaban de las zonas rurales a las ciudades más densas. Debido a la superpoblación causada en estas ciudades, la contaminación del agua permitió que floreciera el cólera. La falta de conocimientos sobre las prácticas sanitarias en estas ciudades industriales hizo que las aguas residuales y otros residuos se mezclaran con el agua potable de la ciudad. Entre 1848 y 1849, unas 15.000 personas murieron de cólera en la ciudad de Londres.

¿Por qué empezó la revolución industrial en Inglaterra?

La Revolución Industrial fue la transición a los nuevos procesos de fabricación en Gran Bretaña, Europa continental y Estados Unidos, en el periodo que va desde aproximadamente 1760 hasta algún momento entre 1820 y 1840[1]. Esta transición incluyó el paso de los métodos de producción manual a las máquinas, los nuevos procesos de fabricación química y de producción de hierro, el uso creciente de la energía de vapor y de la energía hidráulica, el desarrollo de las máquinas-herramienta y el surgimiento del sistema de fábricas mecanizadas. La Revolución Industrial también condujo a un aumento sin precedentes de la tasa de crecimiento de la población.

El textil fue la industria dominante de la Revolución Industrial en términos de empleo, valor de la producción y capital invertido. La industria textil fue también la primera en utilizar métodos de producción modernos[2]: 40

La Revolución Industrial comenzó en Gran Bretaña y muchas de las innovaciones tecnológicas y arquitectónicas fueron de origen británico. [3] [4] A mediados del siglo XVIII, Gran Bretaña era la primera nación comercial del mundo,[5] controlando un imperio comercial global con colonias en América del Norte y el Caribe, y con una importante hegemonía militar y política en el subcontinente indio, en particular con la protoindustrializada Bengala mogol, a través de las actividades de la Compañía de las Indias Orientales[6] [7] [8] [9] El desarrollo del comercio y el auge de los negocios fueron algunas de las principales causas de la Revolución Industrial[2]: 15

Efectos de la revolución industrial en Inglaterra

Durante el primer siglo de la industrialización, las mujeres y los niños solían trabajar en la industria textil. Sus dedos más pequeños solían ser mejores para enhebrar la maquinaria. A pesar de trabajar habitualmente 16 horas al día, o más, solían cobrar poco. Aquí se muestran los telares mecánicos de las fábricas de algodón de Boott, en el Parque Histórico Nacional de Lowell, Massachusetts.

Las mujeres y los niños trabajaban a menudo en la industria textil durante el primer siglo de industrialización. Sus dedos más pequeños solían ser mejores para enhebrar la maquinaria. A pesar de trabajar habitualmente 16 horas al día, o más, solían cobrar poco. Aquí se muestran los telares mecánicos de las fábricas de algodón Boott en el Parque Histórico Nacional de Lowell, Massachusetts.

Ventajas y desventajas de la revolución industrial

La Revolución Industrial provocó cambios drásticos en casi todos los aspectos de la sociedad británica, como la demografía, la política, las estructuras e instituciones sociales y la economía. Con el crecimiento de las fábricas, por ejemplo, la gente se vio atraída por los centros metropolitanos. El número de ciudades con más de 20.000 habitantes en Inglaterra y Gales pasó de 12 en 1800 a casi 200 a finales de siglo. Como ejemplo concreto de los efectos del cambio tecnológico en la demografía, el crecimiento de la fundición de coque provocó un desplazamiento de los centros de población en Inglaterra desde el sur y el este hacia el norte y el oeste.

El cambio tecnológico también hizo posible el crecimiento del capitalismo. Los propietarios de las fábricas y otros que controlaban los medios de producción se enriquecieron rápidamente. Como muestra del crecimiento económico inspirado por las nuevas tecnologías, el poder adquisitivo en Gran Bretaña se duplicó y la renta nacional total se multiplicó por diez en los años comprendidos entre 1800 y 1900.

Estos cambios también provocaron una revolución en la estructura política de la nación. Los capitalistas industriales sustituyeron gradualmente a los propietarios de tierras agrarias como líderes de la economía y la estructura de poder de la nación.