Colores para llamar la atencion

Colores para llamar la atencion

Colores satisfactorios

En un mercado online tan competitivo, usted quiere que su sitio web llame la atención. Entonces, ¿cuál es el mejor color para captar la atención del usuario? Realmente depende de su esquema de colores general. Seleccione un color de acento audaz para su diseño web basado en su marca.

Una buena regla general es seleccionar el color más vibrante de su logotipo. Sin embargo, puede optar por un color diferente si sirve mejor a sus objetivos de diseño. Trabaje con su diseñador web para determinar el color adecuado para el diseño de su sitio web.

Piense en su sitio web como en una sala de exposición de su negocio. Seleccione un color de acento y utilícelo para resaltar elementos importantes en sus páginas web. Los colores brillantes, atrevidos y vibrantes son los que mejor funcionan. Sin embargo, cualquier color que contraste con el fondo le servirá.

Los tonos amarillos, naranjas, rojos, verdes, morados y azules son excelentes opciones de color para captar la atención del usuario. En algunos casos, el blanco y negro es la mejor opción. Todo depende del diseño de su sitio web. La clave para crear un sitio web que llame la atención es incluir mucho espacio en blanco y contraste en el diseño.

Qué colores van juntos

La elección del color en el diseño gráfico y web no es arbitraria: las características del color, ya sean visuales o culturales, son muy importantes a la hora de determinar la jerarquía y anticipar la experiencia del usuario.

Los objetos del mundo absorben o reflejan la luz.  Nuestros ojos contienen pequeñas células fotorreceptoras en la retina llamadas conos que responden a esa luz. La longitud de onda del espectro luminoso (rojo, naranja, amarillo, verde, etc.) que se refleja determina el color que vemos.

Tenemos menos fotorreceptores de conos azules en nuestros ojos, lo que significa que no somos muy sensibles a la luz azul. Esto hace que los azules sean generalmente menos nítidos o claros.  En cambio, somos muy sensibles a la luz roja y verde porque tenemos más conos rojos y verdes en los ojos. A medida que envejecemos, el azul se vuelve aún más problemático. Algo como un texto azul claro sobre un fondo azul puede ser muy poco visible para una persona mayor.

El factor que atrae la atención cuando se utiliza el color es el contraste que tiene en contexto con su entorno. La luminosidad, o el brillo de ese color, puede ayudar a aumentar el contraste.  Cuanto más brillante sea algo frente a su entorno, más destacará. Los elementos de alto contraste son los que viajan más rápido a nuestro cerebro, ganando nuestra atención y retención.

Color de la confianza

Colores energizantes Los colores fuertes y brillantes y los colores de neón pueden tener un poderoso efecto sobre las emociones. Los colores como el rojo vivo, el amarillo vivo y el verde neón pueden ser energizantes y hacer que te sientas más alerta, pero también pueden ser irritantes para los ojos. Estos colores captan la atención y destacan de su entorno.

Esto sugiere que, los colores pueden producir un mayor nivel de atención y es eficaz para aumentar el rendimiento de la memoria. Por lo tanto, se puede concluir que los colores tienen la tendencia a captar un mejor nivel de atención y, por lo tanto, una mejor memoria.

El amarillo es el color ideal para crear un ambiente soleado en un espacio. Sin embargo, otro aspecto del amarillo que lo hace menos candidato para aportar vitalidad a un espacio que, por ejemplo, un rojo o un naranja, es que el amarillo es el más distractor de los colores que procesa el ojo humano.

Nuestros ojos tienen la mayor sensibilidad hacia el amarillo brillante en el espectro de luz visible, lo que lo convierte en un color muy visible y que llama la atención. Sin embargo, el amarillo es un color difícil de trabajar en el diseño porque es muy brillante.

La psicología del color en el marketing: la guía definitiva

Nuestros equipos de marketing digital y de marketing de productos promocionales suelen enfocar la estrategia de diferentes maneras. Pero una táctica clave en la que nuestra oficina está de acuerdo es la experiencia del usuario y el gran papel que desempeñan los colores vivos y llamativos en la conducción del comportamiento del cliente en nuestro negocio. Hemos empezado a llamar a estos colores colores STOP.

La tonalidad de un color es la posición que ocupa en el espectro luminoso entre el rojo y el violeta. En nuestra cultura, cada tono se asocia, por ejemplo, el rosa con la feminidad o el negro con el lujo. Probablemente hayas visto infografías que muestran dónde encajan los logotipos de marcas famosas en el arco iris.

Kolenda sostiene que vale la pena prestar atención al valor y al croma porque en realidad influyen más en la percepción humana que el tono. Para simplificar enormemente, en la mayoría de los contextos de marketing, los colores saturados superan a los pastel de baja saturación. Esto es especialmente cierto cuando el objetivo es captar la atención de un cliente o conseguir que éste pase a la acción.

Otro problema de confiar demasiado en el tono a la hora de elegir los colores de marketing es que muchas asociaciones con los tonos son culturales, no biológicas. Esto significa que las personas de diferentes culturas pueden tener asociaciones diferentes o contradictorias con los colores. Un ejemplo clásico es el color blanco, que se asocia con la muerte y el luto en China, y con la pureza y la inocencia en Estados Unidos.