Evolucion de las redes de comunicacion

Evolucion de las redes de comunicacion

Evolución de los protocolos de comunicación

Aunque muchos de nosotros trabajamos con redes de forma habitual, es posible que no estemos familiarizados con los entresijos de las mismas. Las redes informáticas son esencialmente redes de comunicaciones que existen para mejorar la cantidad, calidad y velocidad de las comunicaciones de un punto a otro u otros. Una mayor comprensión de las redes de comunicaciones -incluyendo un poco de historia comparada- aumentará la comprensión de las redes informáticas modernas y los fundamentos de las redes.

En un artículo anterior de Government Technology [“A Crash Course In Networks”, marzo de 1998], se presentaron varias definiciones básicas de la palabra “red”. Éstas podrían resumirse como: “un sistema interconectado de líneas o canales que existen para facilitar el intercambio de comunicaciones”. El punto clave aquí es la comunicación.

El telégrafo de Samuel Morse, predecesor de la telefonía moderna y de las redes informáticas, presenta algunas comparaciones interesantes con las redes de comunicación actuales. El telégrafo original utilizaba el código Morse, un sistema (¿nos atrevemos a decir protocolo?) que utilizaba una serie de puntos y rayas para representar letras y otros caracteres con el fin de transmitir información a través de un cable eléctrico. Además del código Morse, el sistema telegráfico requería un dispositivo de envío, un dispositivo de recepción y una conexión entre dispositivos, es decir, líneas telegráficas. En el extremo receptor, el mensaje telegráfico debía ser descodificado por un operador humano que dominara el código Morse, ya que de lo contrario la comunicación carecería de sentido para su destinatario.

Historia de la red

En el mundo de las telecomunicaciones, los servicios se han concebido habitualmente con una mentalidad específica. Esta mentalidad ha definido las características tradicionales de estos servicios; servicios que se distinguen por su vinculación con la red de acceso, un control estricto del uso del servicio (por ejemplo, autenticación, facturación), la falta de capacidades de personalización profunda (sólo servicios masivos) y la dependencia de la estandarización para lograr la interoperabilidad de extremo a extremo entre todos los actores de la cadena de valor (por ejemplo, operadores, fabricantes de plataformas, fabricantes de dispositivos). Este libro ofrece una visión de este complejo pero apasionante mundo de las telecomunicaciones, caracterizado por su constante evolución, y lo aborda tanto desde el punto de vista tecnológico como empresarial. El libro está adecuadamente estructurado en tres partes: (a) una visión general del estado del arte de las NGN fijas/móviles y de las actividades de estandarización; (b) un análisis del panorama competitivo entre los operadores, los fabricantes de dispositivos y los proveedores de OTT, haciendo hincapié en las razones por las que los operadores de redes se ven desafiados en su propio terreno; y (c) las oportunidades para el modelado de negocios y las ofertas innovadoras de servicios de telecomunicaciones.

Fundamentos de la comunicación en red

Desde 1980, aproximadamente, ha aparecido una nueva generación cada década. Los teléfonos móviles empezaron con la primera generación (1G), luego la exitosa segunda generación (2G), y después subastas mixtas de éxito desde el lanzamiento de la 3G. Según los términos comerciales, la 1G y la 2G ofrecían voz y poco a poco fueron incluyendo datos (la 3G no tiene éxito, la 4G sí). Hoy asistimos a un revuelo sobre lo que proporcionará la 5G. Entre las principales expectativas que se barajan actualmente están una velocidad binaria ultra alta de 20 Gb/s, una latencia ultra baja de sólo 1 milisegundo y una capacidad muy elevada. Dado el enorme potencial de las redes de comunicación 5G y su evolución prevista, ¿qué debería incluir la 6G que no forme parte de la 5G o de su evolución a largo plazo? Las redes de comunicación 6G deberían ofrecer mayor alcance y velocidad de datos, así como la capacidad de conectar a los usuarios desde cualquier lugar. Este artículo detalla las posibles redes de comunicación 6G. Más concretamente, la principal influencia de esta investigación es ofrecer una sinopsis completa de la evolución de las redes de comunicación inalámbricas desde la 1G hasta la 6G.

Evolución de las telecomunicaciones

La demanda de móviles e internet aumenta día a día, y se están convirtiendo en los medios preferidos de comunicación personal y profesional, dando una nueva dimensión a la industria de las telecomunicaciones. Para satisfacer la demanda de los usuarios, cada vez se hacen más avances en el campo de las comunicaciones. Este artículo ofrece una visión general de la evolución de las tecnologías de redes inalámbricas desde la 1G hasta la 4G, comúnmente conocidas como primera generación (1G), segunda generación (2G), tercera generación (3G) y cuarta generación (4G). La primera generación de comunicaciones móviles proporcionaba la facilidad básica de comunicación de voz, mientras que la segunda generación admite tanto los servicios de voz como los de datos. Después llegó la tercera generación, que supuso un boom para la industria de las telecomunicaciones, ya que ofrece a los abonados una amplia gama de servicios de datos, como acceso a Internet móvil, videoconferencia y aplicaciones multimedia. Pero a medida que aumentaba la demanda, la industria de las comunicaciones pasó a una nueva generación conocida como cuarta generación, con características mucho más avanzadas, además de los servicios habituales de voz y otros de la 3G. La 4G proporciona acceso móvil a Internet de banda ultraancha y ofrece a los usuarios velocidades de transmisión de datos mucho más rápidas. Entre las prioridades de este estándar se encuentran una mejor recepción, con menos pérdidas de datos, interoperabilidad IP para un Internet móvil sin fisuras, intercambios de información más rápidos y mucho más.