Objetivo de una empresa ejemplo

Objetivo de una empresa ejemplo

Ejemplos de objetivos estratégicos

El plan de negocio de su nueva empresa es una parte crucial de su éxito, ya que le ayuda a establecer su negocio y a conseguir la financiación necesaria. Una parte importante de este plan son tus objetivos o los resultados que pretendes alcanzar. Puedes desarrollarlos utilizando el método SMART, que significa que son específicos, medibles, alcanzables, relevantes o realistas y basados en el tiempo.

Tus objetivos empresariales guiarán tu progreso inicial. También cambiarán a medida que su empresa crezca. Pero si no está seguro de por dónde empezar, puede beneficiarse de algunos ejemplos de objetivos para un plan de empresa.

Uno de los objetivos clave que puede considerar es establecer y mantener la rentabilidad. En pocas palabras, el objetivo es ganar más de lo que se gasta y amortizar los costes de la puesta en marcha. Para ello, tendrás que tener en cuenta el presupuesto inicial de tu empresa y cómo te vas a ceñir a él.

Para crear un objetivo en torno a la rentabilidad, tendrás que calcular cuánto gastas para poner en marcha tu negocio y cuánto tendrás que gastar regularmente para hacerlo funcionar. Conocer estas cifras te ayudará a determinar los ingresos que necesitarás para ser rentable. A partir de ahí, puedes tener en cuenta el precio de tus productos o servicios y crear objetivos de ventas.

Objetivos y metas empresariales

Los objetivos estratégicos establecen los límites en los que debe centrarse el esfuerzo de su organización. Crean la capa superior del marco de su plan estratégico, articulando en qué se centrará para alcanzar su visión del éxito.

Las prioridades estratégicas, los pilares, los tablones, los objetivos… ¡son todos lo mismo! Independientemente de cómo las llame, son un componente fundamental de su plan. En este informe, vamos a llamarlos objetivos estratégicos.

Los objetivos estratégicos son declaraciones amplias de dirección que crean un puente entre su visión y el plan o las metas anuales. Nos gusta referirnos a los objetivos estratégicos como “mini declaraciones de visión” porque deben respaldar su visión general del éxito, pero desglosarla en áreas de enfoque manejables y procesables.

Lo ideal es que los objetivos estratégicos sean declaraciones amplias a tres años vista que aborden las áreas funcionales principales de su organización. Somos fans del Cuadro de Mando Integral de Kaplan y Norton®, que orienta los objetivos estratégicos para abordar las áreas de personas y habilidades, operaciones, crecimiento o clientes y finanzas de su organización, y tener una OE en cada una de las perspectivas del Cuadro de Mando Integral garantiza que su plan se centra en los aspectos centrales de su negocio (personas, procesos, clientes y finanzas).

Objetivos empresariales inteligentes

Los objetivos son lo que las organizaciones quieren lograr -los resultados finales que quieren alcanzar- en un plazo determinado. Además de cumplirse en un plazo determinado, los objetivos deben ser realistas (alcanzables) y medibles, si es posible. “Aumentar las ventas en un 2 por ciento para finales de año” es un ejemplo de objetivo que puede desarrollar una organización. Es probable que usted mismo se haya fijado objetivos que quiere alcanzar en un plazo determinado. Por ejemplo, tus objetivos pueden ser mantener una determinada media de notas y conseguir experiencia laboral o unas prácticas antes de graduarte.

Los objetivos ayudan a guiar y motivar a los empleados de una empresa y dan a sus directivos puntos de referencia para evaluar las acciones de marketing de la empresa. Aunque muchas organizaciones publican sus declaraciones de misión, la mayoría de las empresas con ánimo de lucro no publican sus objetivos. Los logros en cada nivel de la organización han ayudado a PepsiCo a cumplir sus objetivos corporativos en el transcurso de los últimos años. Las unidades de negocio (divisiones) de PepsiCo han aumentado el número de sus instalaciones para hacer crecer sus marcas y entrar en nuevos mercados. Las unidades de bebidas y aperitivos de PepsiCo han ganado cuota de mercado al desarrollar productos más saludables y más cómodos de usar.

¿Cuáles son los 4 principales objetivos empresariales?

Adaptarse a una cultura de trabajo que cambia rápidamente, con nuevas prioridades y estilos de trabajo, significa que hay muchos ejemplos de enfoques para redactar objetivos empresariales. Las formas tradicionales de gestión en cascada han pasado a un segundo plano a medida que despegan las nuevas formas de establecer objetivos que se centran en la transparencia y la alineación. Pero, al fin y al cabo, la parte más importante de la fijación de objetivos es tener claro lo que se quiere conseguir.

Probablemente hayas oído hablar de varios nombres de estrategias de fijación de objetivos (sepas o no lo que significan). Por ejemplo, existen los objetivos SMART (que utiliza un pequeño y bonito acrónimo para ayudarte a navegar por las señales claras de un buen objetivo), y los OKR, que se centran en tener unos pocos resultados clave medibles para un objetivo más grande y aspiracional para crear equipos más alineados y orientados a los resultados. Si estás interesado en leer más sobre la diferencia entre OKRs y objetivos SMART, lee nuestro post OKRs vs. Objetivos SMART.

Los objetivos empresariales a corto plazo son aquellos que se pueden alcanzar en un trimestre o, en el extremo más largo del mundo del corto plazo, al cabo de un año. Empezar con estos no es un proceso increíblemente fácil. A pesar de ser a corto plazo, los objetivos empresariales a corto plazo sirven para ayudarle a alcanzar los objetivos empresariales a más largo plazo y requieren una buena retrospectiva, así como una planificación futura. Deberías determinar tus objetivos a corto plazo 1-2 semanas antes del comienzo del trimestre junto con tus objetivos a largo plazo.