Ejemplos de programas de lealtad

Ejemplos de programas de lealtad

Programa de fidelización de Starbucks

En la mayoría de los casos, no se trata de una simple coincidencia, de mera conveniencia o simplemente del hecho de que ofrecen calidad: es muy probable que forme parte de los elaborados programas de fidelización de clientes en los que han trabajado meticulosamente.

Los estudios han demostrado que la adquisición de un nuevo cliente cuesta a una empresa media entre 5 y 25 veces más que la reventa a un cliente actual. Además, se ha descubierto que los clientes actuales gastan un 67% más que los nuevos. Dicho esto, está claro que la fidelidad de los clientes es rentable.

Según Referral Rock, la fidelidad del cliente es un concepto que presupone la voluntad de un cliente de entablar una relación comercial con una marca o empresa (ya sea para comprar su producto o servicio o participar en cualquier tipo de cooperación) una y otra vez. En la mayoría de los casos, es el resultado de una experiencia de cliente excepcional y del valor real que obtienen de sus productos o servicios.

El Informe de Fidelización muestra que, por término medio, un consumidor típico participa en 14 programas de fidelización de clientes, pero sólo tiene capacidad para comprometerse activamente con no más de 7. ¿Qué significa esto? Básicamente, aunque consiga que la gente se inscriba en su programa de fidelización, eso no significa necesariamente que vayan a comprarle más.

Por qué es importante el programa de fidelización

Los programas de fidelización han demostrado ser una de las tácticas más eficaces para aumentar los ingresos e inspirar la fidelidad de los clientes. Hasta un 84% de los consumidores dicen que son más propensos a quedarse con una marca que ofrece un programa de fidelización. Y el 66% de los clientes afirma que la posibilidad de obtener recompensas cambia realmente su comportamiento de gasto.

Aunque pueden ser eficaces, los programas de fidelización de clientes no son nada nuevo. La mayoría se encuadran en una de estas cuatro categorías: puntos, niveles, redes sociales y programas de pago. Por eso, algunos minoristas están intentando dar una vuelta de tuerca y encontrar nuevas formas innovadoras de crear programas de recompensas y de inspirar la fidelidad de los clientes.

Los programas de fidelización recompensan a los clientes que interactúan repetidamente con una marca. Se trata de una estrategia de retención de clientes que les anima a seguir comprando a su marca en lugar de a la competencia. Cuanto más compre un cliente o se relacione con la marca, más recompensas ganará.

Las empresas pueden ofrecer puntos o ventajas a los clientes. Y a cambio, éstos canjean los puntos por descuentos, productos gratuitos, recompensas o ventajas internas. El objetivo es motivar la repetición de las compras y crear confianza entre el cliente y la empresa.

Tipos de programas de fidelización

En 2021, el comercio electrónico se ha convertido en algo muy competitivo, con un número estimado de 24 millones de tiendas en todo el mundo. Aunque esta competencia dificulta el crecimiento online, algunas marcas son capaces de expandirse rápida y fácilmente. ¿Cómo lo hacen?

El sector de la belleza se ha disparado en popularidad en los últimos años, lo que lo convierte en uno de los mercados más competitivos. Con una tasa de crecimiento anual del 4,75%, se espera que los ingresos totales del sector de la belleza superen los 716.000 millones de dólares en 2025. Hoy en día, los clientes tienen la posibilidad de encontrar la marca que mejor se adapte a sus necesidades personales.

Las redes sociales y el auge de los “influencers de la belleza” han hecho que el mercado se inunde de diferentes marcas que luchan por ganarse su fidelidad. Adquirir dos nuevos clientes no es tan beneficioso como retener a uno ya existente.

Según Forbes, puede costar cinco veces más atraer a un nuevo cliente, que mantener a uno ya existente.    A menudo, las marcas se ven obligadas a producir diferentes variaciones del mismo producto. A la marca le corresponde pensar en formas creativas de diferenciarse de la competencia. Los programas de fidelización han demostrado ser una forma fundamental de hacerlo.

Marketing de fidelización

El mejor cliente es el cliente fiel. Cuando sus clientes aman su marca, se lo harán saber al mundo. Al fin y al cabo, así es como nacen los embajadores de marca. Pero el camino hacia la fidelidad no se produce por casualidad, sino con el diseño y la ejecución de grandes programas de fidelización.

Dependiendo del programa, estas unidades pueden obtenerse de un producto independiente, de productos de la misma cadena o de varios productos participantes. Permiten al consumidor canjear estas unidades por recompensas, como bienes o servicios gratuitos o descuentos.

Las investigaciones demuestran que un cliente fiel aporta 10 veces más que un cliente nuevo. Así que los programas de fidelización le ayudan a identificar a sus mejores clientes y a hacer un seguimiento de sus compras. De este modo, podrá ofrecer una mejor experiencia al cliente.

Por ejemplo, si decide utilizar tarjetas de fidelización, podrá reconocer al cliente y seguir su comportamiento de compra, tendrá los datos de su perfil, lo que le permitirá darle una atención personalizada y ganarse su fidelidad y confianza.