Mayor coeficiente intelectual de la historia

Mayor coeficiente intelectual de la historia

Promedio del coeficiente intelectual

Marilyn vos Savant (/ˌvɒs səˈvɑːnt/; nacida Marilyn Mach; 11 de agosto de 1946) es una columnista de una revista estadounidense[2] que tiene el cociente intelectual (CI) más alto registrado en el Libro Guinness de los Récords, una categoría competitiva que la publicación ha retirado. Desde 1986, escribe “Ask Marilyn”, una columna dominical de la revista Parade en la que resuelve acertijos y responde a preguntas sobre diversos temas, y que popularizó el problema de Monty Hall en 1990.

Marilyn vos Savant nació como Marilyn Mach[3] el 11 de agosto de 1946,[1] en St. Louis, Missouri, de padres Joseph Mach y Marina vos Savant.[cita requerida] Savant dice que hay que mantener los apellidos prematrimoniales, y que los hijos toman los de sus padres y las hijas los de sus madres.[4][5] La palabra savant, que significa persona de aprendizaje, aparece dos veces en su familia: el nombre de su abuela era Savant; el de su abuelo, vos Savant. Tiene ascendencia italiana, checoslovaca,[6] alemana y austriaca, y desciende del físico y filósofo Ernst Mach[8].

Ainan Celeste Cawley

¿Quién tiene el mayor coeficiente intelectual de la historia? Es una pregunta más importante de lo que la sociedad moderna podría hacerle pensar.  Puede que no te des cuenta echando un vistazo al material de la cultura pop que consumimos colectivamente, pero la inteligencia es el rasgo humano más valorado que existe. Claro que a veces los niños inteligentes lo tienen difícil en la escuela; el atletismo y la popularidad juegan un papel importante en la percepción del estatus social a una edad tan temprana. Afortunadamente, en el mundo real lo único que le importa a la gente es lo que puedes hacer. Por lo tanto, tener una inteligencia superior a la media es una gran ventaja en comparación con las personas que viven su vida en la parte superior de la curva normal: cómodamente en la media.

La importancia de la inteligencia ha suscitado muchos debates sobre el tema, sobre todo para determinar si la inteligencia es innata o desarrollada. En otras palabras, ¿es la inteligencia una capacidad que puede cultivarse y crecer con el tiempo, o es una semilla que sólo se planta en los individuos a los que les ha tocado la lotería genética? Esta pregunta ha desconcertado a los científicos del desarrollo desde los albores de este campo. En la antigüedad, el consenso general era que la inteligencia era un rasgo innato que algunas personas tenían y otras no. Si un niño no demostraba ninguna capacidad notable desde una edad temprana, era una conclusión inevitable que carecía de la chispa necesaria para desarrollar una verdadera sabiduría más adelante en la vida. En la era moderna, ese consenso se echó por tierra. La inteligencia no era un rasgo innato, sino algo que podía desarrollarse en cualquier niño siempre que estuviera en el entorno adecuado y fuera criado por las personas adecuadas. Personas y entorno que fomentaran el aprendizaje en lugar de explotarlo o suprimirlo. Al fin y al cabo, ¿de qué sirve la inteligencia a una sociedad si su mente más brillante se marchita en una mala escuela o es criada por criminales, y pasa a crear ransomware en lugar de dedicarse a esfuerzos más humanitarios?

Coeficiente intelectual medio por país

Thims recopiló por primera vez una lista de personas con un coeficiente intelectual superior a 200 por curiosidad. Todo lo que supere los 130 es extremadamente alto, aunque hay que tener en cuenta que los tests de CI son una medida muy imprecisa y controvertida.

Como no quería excluir a ningún genio que existiera antes de que se inventaran los tests de CI, Thims se remitió a las puntuaciones de CI basadas en la metodología de Cox, que predice el CI en función de los logros de las personas cada 10 años de su vida.  A continuación, Thims ajustó las puntuaciones de CI que consideraba inexactas leyendo muchas de las obras de los individuos para comprobar si había errores.

Rick Rosner, personalidad de la televisión y ex stripper, es uno de los hombres vivos más inteligentes del mundo, con puntuaciones de CI que oscilan entre 140 y 250 según diferentes mediciones.Se ha sometido a más de 30 pruebas de CI y ha recibido la puntuación más alta en más de 20 de ellas, según declaró a Business Insider en noviembre. Se considera especialmente bueno en matemáticas, física y “encadenamiento de palabras”. Toma unas 50 pastillas al día, entre ellas cápsulas de aceite de pescado Omega 3 y Metmorfin, “por salud, longevidad y para que mi cerebro funcione mejor”, dijo.

Top 10 de mayor coeficiente intelectual

CI significa “Cociente de Inteligencia” y es una puntuación numérica basada en pruebas estandarizadas que intentan medir la inteligencia general. Sin embargo, un test de CI no mide la inteligencia del mismo modo que una regla podría medir la altura de una persona. En cambio, las puntuaciones del CI son siempre relativas a la puntuación media (normalmente 100) que refleja la inteligencia general de la población.

Los tests de CI modernos miden la capacidad de una persona para razonar y utilizar la información para resolver problemas mediante preguntas y acertijos. Algunas de las cosas que suele medir un test de CI son la memoria a corto y largo plazo, la capacidad de una persona para resolver rompecabezas y su rapidez.

La gente siempre ha sido consciente de que algunos son mejores que otros en las tareas mentales, pero no fue hasta que un psicólogo francés llamado Alfred Binet se planteó una lente cualitativa sobre la diversidad de la inteligencia humana. Junto con su colega Théodore Simon, en 1905, los psicólogos idearon el test Binet-Simon, que se centraba en las capacidades verbales y estaba diseñado para medir el “retraso mental” entre los escolares.